fbpx
Image Alt

El Carolina Reaper

pimiento carolina reaper

Si no tienes miedo (o un cerebro que funciona correctamente) pues quizás te vaya a gustar el famoso chile Carolina Reaper (Segador de Carolina).

 

Yo personalmente puedo testificar su potencia. Una vez, comí un taco que contenía un trocito muy, muy chiquito. No fue una experiencia agradable. Sentía como si hubiese un hurón bailando dentro de mi estómago y mis pulmones estaban ardiendo como si hubiese fumado un volcán. Pasé el resto de aquel día intentando apagar el fuego dentro de mi cuerpo con una bombilla intravenosa de yogur pegada a mi brazo.

 

carolina reaper y semillas

 

El Carolina Reaper es un híbrido interespecífico, que en palabras sencillas está diseñado para aniquilarte la boca, la lengua y el paladar (también tus ganas de vivir por varios días). Originalmente fueron cultivados por Ed ‘Smokin’ Currie en su invernadero en el sur de Carolina, un sitio famoso por la gente amable, los melocotones y psicópatas quienes quieren extinguir la raza humana a través de tacos. El Carolina Reaper es parte de la familia Belladona y es una mezcla genética del chile Soufriere (de la isla caribeña de St. Vincent) y el Naga Viper de Paquistán. Tiene el nombre de Carolina Reaper (Segador de Carolina) por la punta, que parece una Segadora. La parte de Carolina es bastante obvio.

 

l chile es pequeño y rojo con una piel arrugada y nudosa y tiene un nivel de picante muy muy elevado dándoles su picor legendario. Encontré unas notas de cata que los describía como ´un sabor afrutado con el primer bocado muy dulce para después convertirse en lava fundida en boca. Genial.

 

Estos psicópatas botánicos son fáciles de cultivar y prosperan en temperaturas entre 18 y 20 °C (64–68 °F) en macetas de 15-20 cm con una moderada exposición al sol.

 

Se ha demostrado que el alto contenido de capsaicina tiene propiedades antiinflamatorias y hace que el cuerpo libere endorfinas para contrarrestar el dolor percibido, conocido como “subidón de chile”. Bueno, tiene que haber un punto positivo.

 

En cuanto a su uso gastronómico, estos chiles son excelentes en salsa picante, especialmente para dar sabor a pollo, bistec y fideos. Úsalas con moderación y con MUCHO CUIDADO a no ser que tengas un abogado muy bueno y te sientas cómodo con ser acusado de un cómplice de homicidio. ESTÀS AVISADO